¿Quién no querría saber por qué una persona se va de la empresa? Si la tasa de rotación es baja, puede servir como medida de prevención; si la rotación es alta, no hay mejor manera de solucionarla que prestar atención a lo que esas personas que se van tienen que decir.
 
Cuando un empleado decide irse, es fundamental saber por qué. Solo así tendremos las herramientas para motivar a los demás a que se queden y para mejorar como empresa. La única forma de obtener esas herramientas, esa información, es a través de la entrevista de salida. En este post te contamos qué es exactamente una entrevista de salida y cómo realizarla. Además, si llegas al final, ¡te podrás descargar una plantilla gratis para tus entrevistas!
 

¿Qué es una entrevista de salida?


La entrevista de salida o encuesta de salida surge cuando una persona se va de su empresa. Los managers o los gerentes de recursos humanos hacen una encuesta para conocer qué funciona y qué no dentro de la organización y confirmar por qué un empleado deja su puesto. Resalta las oportunidades de mejora, promueve el compromiso y mejora la tan ansiada retención del talento. Además, una entrevista de salida atractiva, puede convertir a los empleados que se van en embajadores de marca.
 
Los empleados son los activos que impulsan el éxito organizacional. Por lo tanto, es vital para cualquier empresa saber por qué siguen, por qué se van y en qué tiene que mejorar la organización. Las entrevistas de salida son comunes en cualquier entorno organizacional. El objetivo de la entrevista de salida es recopilar información útil que pueda ayudar a mejorar el reclutamiento, la gestión del talento y cualquier práctica de la empresa.
 
Si en una entrevista de selección se suele preguntar a la persona por qué quiere unirse al equipo, en una entrevista de salida trataremos de averiguar por qué ha decidido irse de la empresa, con el objetivo de mejorar y evitar que otras personas se vayan.
 
 

¿Cómo realizar una entrevista de salida?

 
Las entrevistas de salida, por lo general, las realiza Recursos Humanos. Según el tamaño de la empresa y si no dispone de un departamento de gestión de personas, estas entrevistas pueden llevarlas a cabo la gerencia o un proveedor de servicios de recursos humanos.
 
Aquí tienes algunos consejos: :
  • Diseño atractivo y ágil. Aunque hasta hace unos años las entrevistas se realizaban en persona, por teléfono o por mail, gracias a los Software as a Service se pueden hacer las entrevistas de salida a través de un modelo online que permite a los entrevistadores obtener mucha más información de calidad, ya que el empleado se sentirá más cómodo y podrá ser más objetivo, desarrollando respuestas que generen información veraz y relevante.

  • No cierres puertas. En una entrevista de salida y en la despedida del empleado, es muy importante que ambas partes sean profesionales y que nadie se lo tome como algo personal. Esta despedida será la última impresión para el empleador y para el empleado, y un buen final siempre puede provocar un buen comienzo. Quién sabe si un tiempo después esa persona volverá o si recomendará nuestra empresa a otras personas.

  • Obtén información sobre las formas de liderazgo. La relación con los managers es uno de los motivos principales de la rotación. Preguntar por la gestión de los supervisores y por el feedback recibido equipa a la organización para identificar áreas de mejora en el liderazgo e incluso a jefes tóxicos.

  • Crea embajadores de marca. Debemos tratar a los empleados que se van con respeto y dando las gracias por su tiempo con nosotros. ¿Y si recomienda nuestros servicios en su próxima empresa? ¿Y si nos ayuda a crear nuevas alianzas? O, simplemente, ¿y si logramos que siempre nos recuerde con cariño y agradecimiento?
 

¿Qué evaluar y qué preguntar en una entrevista de salida?

 

Algunas de las preguntas que se suelen hacer en una entrevista de salida son:

  • ¿Recibiste las herramientas necesarias para desempeñar las tareas de tu puesto?
  • ¿Cuál es el principal problema con el que te has encontrado en el puesto?
  • ¿La formación recibida en el puesto ha sido suficiente y se correspondía con las funciones a cumplir?
  • ¿Las condiciones generales, la oficina y las herramientas de trabajo fueron las adecuadas y favorecieron tu productividad?
  • ¿Has tenido oportunidades de desarrollo profesional?
Las preguntas específicas que se hacen en una entrevista de salida varían según si los empleados se han ido voluntariamente o no, dependiendo de su manager, su área, su antigüedad laboral... Pero hay una serie de indicadores fundamentales que debemos evaluar siempre.
 
Quizá el empleado se vaya porque le ha surgido una oportunidad mejor o porque quiere un cambio en su carrera. Pero también puede ser que se vaya porque está muy insatisfecho, porque está desmotivado, porque no tiene buena relación con su manager... Compartimos contigo una plantilla gratuita para que en tu empresa podáis realizar Entrevistas de Salida y no descuidar vuestra cultura organizacional y vuestro Employer Branding
 

Descarga aquí tu plantilla de Entrevista de Salida