Al utilizar nuestro sitio web, consiente nuestro uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.AceptoMás Información
HRider

¿Son los empleados los mejores embajadores de una marca?

3 de julio de 2015


Image Courtesy: Haydenweal used under the CC0 Public Domain / pixabay

¿Son los empleados los mejores embajadores de una marca? Sí, sin duda.

La credibilidad es uno de los pilares sobre los que se construye y, sobre todo, se mantiene una imagen de marca. Desdeñar la importancia del cuidado de los miembros de una organización no sólo es negativo para la productividad, sino que puede afectar gravemente a la confianza de los clientes en la compañía.

Las empresas con más éxito en el mercado suelen ser precisamente aquellas en las que todo el mundo quiere trabajar: las que invierten en employer branding y en iniciativas que generan un mayor engagement. Quien hoy día no tenga claro que tener empleados felices impacta directamente sobre la cuenta de resultados tiene los días contados en un mundo conectado en el que la información es generada y buscada por igual ya seas empleado o cliente.

Por desgracia, es habitual encontrarnos con el caso contrario, donde los empleados tienen más reproches que halagos hacia la empresa y, por ende, la percepción externa de la marca se ve afectada.

No sólo los Millenials valoran organizaciones en las que se les permita contribuir y desarrollar su faceta profesional, prácticamente todas las personas desean trabajar en entornos donde se fomente su participación y se reconozcan sus aportaciones. Cuando un empleado siente que se le escucha de manera activa y que sus decisiones también alimentan al sistema, éstos se sienten partícipes de los éxitos, por los que su predisposición a hablar desde una actitud positiva será mucho mayor.

El mejor testimonio que podemos encontrar de un producto o servicio, sea cual sea su naturaleza, es el de las personas que lo llevan a cabo. Si un empleado, fuera de su entorno laboral inmediato, traslada con franqueza una imagen positiva sobre su experiencia en su compañía, se genera una confianza hacia la misma mucho mayor de la que lograremos con inmensas vallas publicitarias o contratando al influencer de moda para que hable de nosotros.

Algunas empresas cometen el error de invertir muchos recursos en marketing o publicidad y olvidan el impresionante potencial de sus principales embajadores: sus colaboradores.

Conseguir que los miembros de una organización sean los principales aliados de la misma pasa por generar una fuerte cultura corporativa, donde los empleados estén involucrados y sientan que su pasión y compromiso es recíproco.

A través de fomentar adecuadas y justas recompensas al esfuerzo, comunicación interna fluida y transparente, métodos que permitan que cualquier miembro de la organización sea escuchado, generar procesos de feed-back 360º que permitan que empleados y empresa mejoren y se desarrollen conjuntamente puede contribuir a que éstos sean auténticos embajadores de una marca.

Porque al fin y al cabo, recordar procedimientos, datos o mensajes corporativos no es habitual, pero la gente nunca olvida cómo les haces sentir. Y ten por seguro que acabarán contándolo.


Rocío Valenzuela
Product Manager de HRider
¿Te gustaría tener más feedback en tu organización? Haz la Demo y cuéntaselo a tus colegas de Recursos Humanos

Suscríbete a nuestro blog
Aviso Legal
Suscríbete a nuestro blog
Aviso Legal