Al utilizar nuestro sitio web, consiente nuestro uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.AceptoMás Información
HRider

El mejor regalo de Navidad que puedes dar a tu Jefe

19 de diciembre de 2018

Durante los días de fiestas navideñas nos volvemos más sensibles, tenemos las emociones a flor de polvorón, nos encanta reunirnos con nuestros seres queridos y reír, recordar, decirnos cosas bonitas, cantar por Raphael...En la oficina también nos gusta que fluya el buen rollo entre aguinaldos y cenas de empresa y además es una buena época para agradecer y reconocer. Siempre lo es.

¿Le solías escribir una carta a Santa Claus con toda tu ilusión? Con el post de hoy te vamos a proponer que retomes esa entrañable costumbre pero en una versión renovada, sustituyendo a Papá Noel por tu jefe y en lugar de pedir cosas, dando feedback.

Dar feedback a tu jefe es vital para el éxito de tu organización y para el tuyo propio. Tu jefe puede ser el mejor líder imaginable pero siempre habrá alguna cosa que podría mejorar o simplemente se merece que le digas de vez en cuando cuáles son esas cosas buenas que hace.
El feedback es clave para el desarrollo de habilidades y la mejora del rendimiento en cualquier rol. Es la mejor forma de saber si estamos haciendo un buen trabajo y la mejor forma para aprender cómo podemos mejorar.

Como dar feedback a los supervisores puede resultar, como mínimo, intimidante, te damos las claves para darle feedback a tu jefe con un poco de inteligencia emocional sin que te manden a empaquetar carbón:

Pero antes de empezar con los consejos para que puedas comunicarte de manera constructiva, debemos señalar un factor a tener en cuenta: la cultura de empresa. Ten en consideración vuestra cultura organizacional. Algunas organizaciones son muy jerárquicas y no están dispuestas a que los empleados aporten información de manera honesta. En ese caso, puede que no sea una buena idea ofrecer tu retroalimentación a tu jefe. Sin embargo, si tu empresa aprecia la comunicación abierta, si ve con buenos ojos las estructuras redárquicas y se valoran todos los puntos de vista, tienes vía libre para aportar tu granito de arena en el crecimiento de la organización.

Y ahora sí, nos ponemos la nariz roja y los cuernos de reno y te explicamos cómo dar feedback a tu jefe sin que nadie salga herido o empachado de mazapanes:

  • Programa una reunión:
    A todos nos encanta recibir los regalos de Papá Noel, pero también nos encanta estar preparados para ello pudiendo preparar el árbol como marca la tradición: un detallito para los renos, una bebida caliente... Así que no entres al despacho como un elfo con sobredosis de galletas de jengibre, acércate en privado a tu jefe y pregúntale si sería posible programar una reunión para que podáis hablar.
     
  • Escribe lo que vas a decir:
    Sea feedback positivo o negativo, no confíes en la improvisación. Si en los regalos a tus amigos no funciona, en el feedback menos. Tómate tu tiempo para pensar y detallar qué quieres aportar. Anota tu reflexión sobre lo mejor de tu supervisor y enfócate también en los asuntos más críticos. Escribir te ayudará a filtrar qué es importante y qué no, y te resultará más fácil abordar esos temas durante la conversación.

    ¡Dar feedback a tu supervisor requiere de preparación!
     
  • Habla con educación:
    Es tan importante preparar lo que dirás como cuidar cómo lo dirás. Si en el punto anterior mencionábamos la importancia de tener nuestro discurso preparado, en este debemos recalcar la importancia de tener empatía.

    La forma en la que comiences la conversación determinará el tono de todo el diálogo e incluso puede marcar la diferencia entre una conversación productiva y una conversación digna del Grinch.

    Es decir, sé profesional y amable. Háblale como te gustaría que te hablase él a ti. No nos cansaremos de repetirlo nunca: los jefes también son humanos.
     
  • Equilibrio:
    Si vas a dar feedback negativo, comienza con comentarios positivos. Empezar reconociendo las fortalezas de tu responsable ayudará a que el feedback sea mucho más constructivo y que aumente su confianza.

    Además, evita unir el feedback positivo con el negativo a través de coletillas como "pero", "aunque"... para que el feedback positivo no se esfume como el roscón de Reyes en la comida familiar.
     
  • Sé específico y haz preguntas:
    La mejor forma de dar feedback efectivo es usar ejemplos y describir situaciones exactas que te gustan de su desempeño. Por ejemplo, en lugar de decirle que es bueno promoviendo el trabajo en equipo, explícale que te encanta cómo fomenta la comunicación interna a través de las reuniones informales de los viernes. Cuanto más descriptivo seas, más fácil le resultará a tu jefe identificar sus fortalezas. Resalta sus comportamientos y no solo sus logros.

    Cuando des feedback negativo o simplemente quieras hacerle una sugerencia, entonces transforma tu comentario en una pregunta. En lugar de decirle “no me digas qué tareas detalladas tengo que hacer sino los objetivos que tengo que alcanzar” será mucho mejor que le preguntes “¿qué te parece si me trasladas los objetivos que tengo que alcanzar para que pueda gestionar mis tareas de la forma más eficiente?”.
     
  • Dialoga:
    No monopolices la reunión de feedback y dale la oportunidad de que te de su punto de vista. Así convertirás tu discurso en una conversación, podrás ver si ha comprendido tus comentarios y podréis encontrar juntos métodos de mejora más efectivos. Además, seguro que aprendes escuchando nuevos puntos de vista.
     
  • Pide feedback:
    Demuéstrale que tú también necesitas feedback constructivo y valoras su opinión. Puedes hacer preguntas específicas sobre tu desempeño, pedir consejos...no hay nada mejor que una conversación de igual a igual. Te recordamos cómo animarle aquí.

En resumen:

· Sé educado y empático.
· Mezcla feedback positivo y negativo.
· Céntrate en ejemplos específicos.
· Enfatiza en lo que es mejor para la organización.
· Enfócate en el futuro.

En lugar de sentirte intimidado, debes verlo como una oportunidad de mejora individual y global. ¿Se te ocurre un mejor regalo de navidad que te podamos hacer y que tú puedas hacer a tu organización? ¡A nosotros no!

¡No te vayas todavía! Si tus compañeros y tú tenéis muy buen rollo con tu Manager y queréis tener un detalle divertido con él o ella, os podéis descargar esta carta especial para dar feedback positivo o a tu jefe o a tu jefa y, si queréis, ¡compartidlo con nosotros en las redes!: Twitter, Facebook, Google + o Linkedin ;-)


 
¡Ho, ho, ho!

 

¿Te gustaría tener más feedback en tu organización? Haz la Demo y cuéntaselo a tus colegas de Recursos Humanos

Suscríbete a nuestro blog
Aviso Legal
Suscríbete a nuestro blog
Aviso Legal