Al utilizar nuestro sitio web, consiente nuestro uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.AceptoMás Información
HRider

Di adiós a la Rotación

28 de mayo de 2019

La rotación de empleados está presente en todas las organizaciones, aunque en unas más que en otras. Hoy nos proponemos averiguar qué hacen las que logran fidelizar a su equipo para que cuando alguien les cante: "Si tú me dices ven", no lo dejen todo.

Los empleados van y vienen y eso tiene un coste muy alto para cualquier organización. El coste no se mide solo en dinero, también hay que considerar el tiempo y esfuerzo para encontrar y capacitar a otra persona y los perjuicios que puede provocar en tu empresa el tiempo que desantendes las tareas mientras formas convenientemente al nuevo miembro del equipo (el coste de oportunidad que debes asumir al contratar a un sustituto/a).

Según una encuesta a más de 600 Líderes de Recursos Humanos, el 87% de los consultados dijo que mejorar la retención es una prioridad fundamental. Por eso hemos creado esta lista de 7 consejos sencillos, gratuitos o de bajo costo que puedes llevar a cabo para lograr que cada miembro de tu equipo se quede -encantado- en tu compañía:
 

1. Analiza los motivos de la rotación:

Es difícil cambiar algo que no mides, ¡por eso somos tan fans del People Analytics y las decisiones basadas en datos! Además, midiendo la tasa también podrás medir el costo. Es importante recopilar los datos, entendiendo que no hay una misma causa para todas las bajas. Pueden existir tantas razones como personas, así que es crucial no agrupar la rotación de todos los empleados en la misma categoría.
 

2. Contrata a las personas adecuadas:

Ay, qué fácil parece sustituir a un miembro del equipo por otro... Y aunque sabemos que no lo es, aún nos duelen los oídos cuando escuhamos eso de: "Das una patada a una piedra y salen 20 (candidatos)".

Hay que valorar el proceso en el que todo comienza:  la contratación. Hacer una selección eficaz pasa por realizar pruebas basadas en la evaluación de las competencias y comportamientos que necesitarán poner en práctica. Si solo te fijas en las habilidades sólidas te asegurarás de que tu colaborador realizará correctamente sus tareas pero, ¿y si no se adapta a la cultura de la empresa?

Tanto en los primeros contactos -la oferta de trabajo, los mails o las llamadas previas- como durante la entrevista, asegúrate de mostrar a los candidatos cómo es la organización y vuestra cultura.

Si las personas no encajan en el entorno de trabajo, no serán felices y si no son felices no estarán motivados y se irán en cuanto puedan a otra empresa donde sí se acoplen bien.
 

3. Inspira transparencia:

La transparencia es crucial para que cualquier relación prospere a largo plazo, también para que los colaboradores se queden contigo y para una organización saludable en general. Además, si fomentas la información compartida ayudarás a los empleados a colaborar eficazmente.
Ven, acércate que te vamos a contar un secreto: la transparencia en la administración de una organización también influye en la felicidad de los empleados. Y, como ya sabes, un colaborador feliz -al contrario que Neymar- ¡se queda!


4. Beneficios competitivos:

Antes que nada, asegúrate de pagar a los empleados el salario justo por su trabajo. No te servirá de nada ningún consejo que te podamos dar si no les garantizas un sueldo digno. Dicho esto: ofrece beneficios atractivos, competitivos y acordes con el desarrollo de un empleado. Permíteles crecer al tiempo que tambien crecen las ganancias en tu empresa.

Ojo, no todos los beneficios tienen que ser monetarios, recuerda que los millennials no quieren repetir los errores de sus padres.
 

5. Ofrece flexibilidad:

Hablando de beneficios...un horario flexible tendrá efectos positivos en la retención, tanto para los managers como para el resto de la organización.

Los horarios de trabajo flexibles o el teletrabajo permiten a los empleados ajustar su tiempo y su lugar de trabajo a sus necesidad y, por lo tanto, permiten la vida laboral y la personal. ¡Bienvenidos a la codiciada conciliación laboral!

Sea de la forma que sea en la que se aplique la flexibilidad, está claro que cuando las personas pueden vivir sus vidas más allá del trabajo, está más satisfechas y motivadas en las horas de trabajo.
 

6. Da reconocimiento:

Aquí va uno de los métodos más efectivos para evitar la rotación, y es gratis: solo tienes que emplear las palabras. Y es que mostrar aprecio por las contribuciones de un empleado es una excelente forma de mantenerlo comprometido. Luis Castellanos, pionero en la investigación del lenguaje positivo, muestra que el reconocimiento tiene un efecto contagio y nos ayuda a ser mucho más productivos. ¡Es una herramienta increíblemente poderosa en el mundo (laboral)!

Si un empleado alcanza y supera su objetivo marcado o hace sus tareas de manera extraordinaria y no le dices nada, no esperes que continúe mucho más tiempo llevando a cabo ese esfuerzo ni quedándose en tu organización, buscará otras que sí le hagan sentirse valorado. Es vital para cualquier persona, sea cual sea su puesto, saber que su trabajo tiene un significado y un impacto, y le ayudará a alinearse con los valores de la compañía y a comprender cuáles son las mejores contribuciones para alcanzar el éxito global.

Además, cuanto más específico seas, más impactante resultará resultará el reconocimiento. Y así como no es necesario que aplaudas a tus colaboradores cada vez que envían un mail sin faltas, tampoco servirá de nada si solo das feedback una vez al año, perderás muchas oportunidades de reconocimiento.

7. Fomenta la gratitud:

Parece que vamos a caer en el agujero negro de la autoayuda pero no, está todo controlado. Fomentar las habilidades sociales en tus empleados ayuda a que conecten entre sí, ¿y qué mejor que a través de expresiones de gratitud? Sus relaciones serás más sanas, ellos se sentirán más felices y estarán más atentos a los buenos comportamientos de sus colegas.
Todo esto propicia que se genere un sentimiento de propiedad de la empresa que, créenos, es maravilloso. Te lo decimos nosotros que nos creemos los CEO de HRider (¡un saludo desde aquí a nuestro CEO! :P).

 

Quizá la rotación de empleados no pueda ser eliminada por completo. Con la jubilación de los boomers y a medida que los millennials se conviertan cada vez más en la fuerza laboral, las tasas de rotación prometen empeorar. Pero podemos intentar reducirlas al máximo proporcionando un lugar de trabajo donde los empleados estén encantados y del que se sientan orgullosos. Incluso si un día vuelan del nido, sentirán que han crecido profesionalmente a la vez que pasaron un tiempo estupendo ¡e incluso te echarán de menos!

 



Se nos ocurren muchas más formas de atraer a nuestros empleados como a un niño a una tablet, pero para ello tendrás que suscribirte a nuestro blog ¡y ser el primero en enterarte!

¿Te gustaría tener más feedback en tu organización? Haz la Demo y cuéntaselo a tus colegas de Recursos Humanos

Suscríbete a nuestro blog
Aviso Legal


Suscribirme ahora
Suscríbete a nuestro blog
Aviso Legal


Suscribirme ahora