Al utilizar nuestro sitio web, consiente nuestro uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.AceptoMás Información
HRider
  
  

Engagement: rasgos de empleados comprometidos

3 de enero de 2017

¿Quieres empezar el 2017 con una cultura organizacional fuerte y un equipo de trabajo comprometido? La selección y el desarrollo profesional de empleados con determinados rasgos y comportamientos ayuda a hacer de nuestra organización un modelo en el que todo empleado deseará ser partícipe y un magnífico escaparate para nuestros potenciales clientes.

Contar con un equipo unido y motivado es la manera ideal de construir una organización en la que los valores y las personas que los practican son una prioridad. El secreto del éxito es disponer de profesionales capaces de trabajar juntos hacia un objetivo común y que celebran los pequeños logros en equipo.

Puedes contar con personas con un profundo conocimiento técnico pero que no saben trabajar en equipo o no están comprometidos y eso puede provocar una fuga de talento o una dura ruptura al estilo de Mecano, Héroes del Silencio o Take That.

Por supuesto, además de fijarnos en los rasgos de nuestro equipo, también debemos ser o tener líderes carismáticos que confían en su equipo, que ayudan a cada miembro a entender su rol en la organización y que dan feedback.

Para conseguir el ansiado engagement de nuestros empleados debemos contar con personas acordes a los valores de nuestra organización y centrarnos en determinados rasgos fundamentales. Estas son algunas de las características y comportamientos idóneos para que, sea cual sea tu cultura organizacional, tu equipo funcione genial en cualquier situación (si no tienes a tu mando un equipo, pero quieres ser ese empleado comprometido, también puedes tomar nota):

  • Visión clara
    Las personas conscientes de la relevancia de su trabajo, son más cuidadosas y responsables. Cada miembro del equipo debe saber cómo puede contribuir para conseguir cada objetivo. Si están motivados por las metas de la organización y éstas son medibles y realistas, se esforzarán por alcanzarlas. Cada persona del equipo tiene que conocer el valor que sus contribuciones aportan al trabajo global.
     
  • Participación activa
    Los empleados con una personalidad proactiva se sienten menos limitados ante los cambios. Van preparados a las reuniones de equipo, escuchan y contribuyen en las discusiones de proyectos. Toman la iniciativa para ayudar a que las cosas sucedan y se ofrecen como voluntarios para tareas que en un principio podrían no corresponderles.
     
  • Flexibilidad
    Es decir, saber lidiar con los factores cambiantes y adaptarse a situaciones en constante evolución sin desestabilizarse o bloquearse. Un miembro flexible puede considerar diferentes puntos de vista y comprometerse cuando sea necesario. No se quedarán estancados en una rutina y cuando el equipo esté preparado para progresar, él avanzará también.
     
  • Innovación
    Saber identificar las tendencias y tener predisposición a cambiar la mentalidad, inspira y motiva al resto del equipo. Los empleados comprometidos con su organización son firmes pero abiertos a nuevos enfoques u oportunidades.
    Los empleados que se sienten identificados con su organización siempre están buscando la manera más fresca y eficiente de ofrecer propuestas, ideas...¡aportar! El deseo de aumentar la velocidad y la calidad del trabajo incita a buscar nuevos procedimientos innovadores.
     
  • Comunicar, comunicar, ¡comunicar!
    Si no trasladamos a nuestro equipo la información necesaria los errores se sucederán y el trabajo se ralentizará. Los mejores equipos están abiertos al feedback, no tienen miedo a las opiniones de los demás y entre ellos se alientan para conseguir una comunicación constructiva, pidiendo diferentes puntos de vista y nuevas ideas.
    Cuando todo el mundo entiende hacia dónde va, qué problemas hay que resolver y cómo deben realizarse las tareas, el trabajo fluye, la calidad aumenta y todos se sienten partícupes del logro.
    Saber pedir y recibir información caracteriza a los mejores demuestra que los miembros del equipo se respetan y respetan las opiniones de los demás.

¿Preparado para formar la workerband perfecta?

--------------------------------------------------------------------------

¡En HRider nos encanta compartir las experiencias que adquirimos ayudando a nuestros clientes y usuarios para ayudar a otros profesionales de Recursos Humanos y Gestión del Talento a conocer el poder del Feedback y la Evaluación continua!
Puedes saber más y pedirnos más información haciendo click aquí.

¿Te gustaría tener más feedback en tu organización? Haz la Demo y cuéntaselo a tus colegas de Recursos Humanos
Suscríbete a nuestro blog
Aviso Legal
Suscríbete a nuestro blog
Aviso Legal