Al utilizar nuestro sitio web, consiente nuestro uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.AceptoMás Información
HRider

Renueva tu proceso de Evaluación de desempeño!

29 de julio de 2015

Si de verdad quieres ayudar a tu equipo a mejorar su desempeño, debes renovar el concepto de la evaluación tradicional.

No es casualidad que grandes empresas como Accenture o Deloitte sean noticia por redefinir su manera de abordar estos procesos fijándose en sistemas más ágiles que permitan una mejor y más productiva comunicación con sus empleados.

Los aspectos fundamentales hacia los que está evolucionando la evaluación de desempeño laboral son:

  • Dar Feed-back con una mayor periodicidad. Hay que empezar a decir adiós a los antiguas evaluaciones anuales e implementar sistemas más fluidos que fomenten una comunicación recurrente entre empleado y supervisor. Así realmente reforzaremos el buen rendimiento de un empleado o notificaremos con rapidez aquellas acciones que deben corregirse. Hacerlo demasiado tarde puede llegar a ser inútil o, como mínimo, poco productivo.
     
  • Enfocar el desempeño hacia el potencial del empleado. Muchos expertos recomiendan no centrarse únicamente en los comportamientos actuales, sino en las acciones hacia las que queremos impulsar el desempeño de nuestro equipo. Fomentar que los Supervisores valoren y comuniquen aquellos aspectos en los que detectan que una persona podrá dar lo mejor de sí misma es, al mismo tiempo, didáctico y motivador. Por supuesto, si se existen comportamientos a corregir, estaremos previniendo errores antes de que se produzcan.
    Además, poniendo foco en aspectos positivos de cada uno de los empleados reforzaremos que nuestro procesos de evaluación sea valorado como auténticamente provechoso para ellos, no sólo para el cumplimiento de objetivos de la organización.
     
  • Automatiza el proceso de evaluación. La medición del desempeño es extremadamente útil, pero hay que admitir que es uno de los procesos más complejos de la gestión de Recursos Humanos. Afortunadamente, existen cada vez más herramientas asequibles a cualquier tipo de organización que pueden evitar que dediquemos horas y horas a la gestión del proceso de evaluación. Deja que la tecnología trabaje por ti y dedica tiempo a lo que es realmente importante. Emplea sistemas como HRider que te permite configurar tu proceso rápidamente y que, al mismo tiempo, fomenta la participación de los empleados de un modo dinámico y atractivo, pues posibilita hacer encuestas y evaluaciones sin límite para que puedas tener feed-back continuo. Además, obtenendrás resultados en tiempo real!.
     
  • Valora el trabajo de los Supervisores. No hay que olvidar que ellos son los que verdaderamente apoyan el desarrollo profesional de las personas a su cargo y están directamente involucrados en la evolución del desempeño. Si queremos culturas de alto rendimiento, debemos premiar a aquellos que realmente contribuyan a mejorar el desempeño de su equipo, por encima de aquellos que no lo hacen. No olvidemos que la evaluación de desempeño es la base para una gestión transparente que se apoya en la meritocracia. Refuerza el talento de los que apoyan el talento!.

El objetivo de la evaluación de rendimiento no es hacerla, sino que ésta sea la base para tomar las mejores decisiones para los miembros de una organización. Ya se trate de llevar a cabo acciones reales que fortalezcan el desarrollo profesional de las personas o detectar necesidades, actuar es la clave. Sea cual sea nuestro plan de acción, debemos llevarlo a cabo con rapidez para realimentar el proceso. Sólo así generaremos una cultura participativa coherente (dando lo mismo o más de lo que exigimos a los demás) en la que todo el mundo trabaje mejor y más feliz.


Rocío Valenzuela
Product Manager de HRider
¿Te gustaría tener más feedback en tu organización? Haz la Demo y cuéntaselo a tus colegas de Recursos Humanos

Suscríbete a nuestro blog
Aviso Legal
Suscríbete a nuestro blog
Aviso Legal