Al utilizar nuestro sitio web, consiente nuestro uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.AceptoMás Información
HRider

Saboteadores del Desempeño laboral

7 de mayo de 2018

Hay un troll en nuestro trabajo que sabotea nuestro rendimiento. Cuando menos te lo esperas, ¡zas! ya no estás avanzando en tus tareas. ¿Y sabes qué es lo más molesto de ese troll? Que la mayoría de las veces ¡tu troll eres tú! Tú con el correo, tú con los whatsapps, tú stalkeando a tu mensajero para saber cuándo llega tu pedido, tú en Facebook, tú en Twitter, tú con el filtro de las gafas y las pecas...


¿Cuántas veces has visto tu móvil esta mañana sin tener la necesidad de hacerlo, cuánto tiempo te quitan tus distracciones? ¿Eres experto en procrastinar desde que un día procrastinando buscaste qué es procrastinar y te viste reflejado?

Aunque anteriormente ya te hablamos acerca de cómo evitar la procrastinación, queremos que te comprometas con nosotros a trabajar cuando estás trabajando y a desconectar cuando no lo estás, por eso te traemos este nuevo post con los mayores detractores de la productividad y cómo acabar con ellos. Y es que cuanta más tecnología tenemos a nuestro alcance, más valiosa resulta nuestra creatividad y capacidad de concentración.

Este es el top de distracciones y cómo solucionarlas:

  • E- Mails:
    Es muy cierta esa frase tan cursi de “lo primero que hago al despertar es pensar en ti”, pero solo si nos referimos a nuestro mail. Consultar el correo electrónico es lo primero que hacemos por la mañana y refrescar la bandeja el gesto que más repetimos. Pero este amor incondicional a nuestra bandeja de entrada -si no es nuestra tarea principal- no es más que un entorpecimiento a nuestra productividad.

    Solución: marca unas horas para responder los correos. Si no estás esperando ningún mail urgente, responder correos a unas horas determinadas te permitirá estar más centrado el resto del tiempo. También puedes etiquetar el correo electrónico para recibir solo los urgentes.
     
  • Multitarea:
    Todos pensamos que podemos hacerlo todo, pero cuando nos entregamos a hacer más de una o dos cosas a la vez, ¿el resultado es el mismo que si te centras en solo una? La multitarea nos hace trabajar con tensión perdiendo el enfoque de las tareas más importantes. Así que si no eres un pulpo con una mente brillante, es muy complicado llevar a cabo la multitarea sin bajar el rendimiento.

    Solución: priorizar. Céntrate cada vez en la tarea más importante, el resultado será mucho mejor y no perderás más tiempo tratando de completar diez cosas a la vez.
     
  • Ruido:
    Trabajar rodeado de tus compañeros o en un coworking es genial porque promueve la colaboración, estimula nuestra creatividad y se consolida el equipo. Pero hay momentos en los que necesitamos evadirnos de los ruidos, de las conversaciones ajenas, evitar algún spoiler y centrarnos en nuestra tarea.

    Solución: usar auriculares (sin abusar de esta técnica y romper totalmente la comunicación con tus colegas). Nos permiten seguir rodeados de personas pero en nuestro mundo con esa playlist que tanto nos motiva. La música aumenta la concentración y la productividad. Además, sirve como señal de aviso, ya que nuestros compañeros sabrán que no nos deben molestar porque estamos concentrados.

    ¿Que no tienes ninguna playlist? En nuestro Spotify tienes donde elegir, pero hemos creado una especial para ayudarte a concentrarte, ¡en HRider tenemos de todo!

    ¿Que no te concentras con música? En páginas como Noisli podrás poner sonidos de fondo, ruido blanco, según tu gusto o necesidad. Puedes elegir sonido de lluvia, de hojas, de pajaritos, combinarlos o directamente pulsar el botón de “Productividad” y dejarte llevar.
     
  • Tareas innecesarias:
    Una investigación de Harvard Business Review muestra que los trabajadores dedican el 41% del tiempo a tareas discrecionales que aportan poca satisfacción.

    Solución: deshazte del trabajo que no aporta valor. A través de la autoevaluación identifica aquellas tareas que es más conveniente descartar o delegar.
     
  • Smartphones:
    Nuestro móvil se lleva el primer premio en factores de distracción. Los móviles nos permiten estar más conectados que nunca y no ser capaces de desconectar en nuestros ratos libres, provocando que nuestro rendimiento caiga en picado.
    Revisar nuestras redes sociales o nuestro correo libera dopamina, que le da mucho gustito a nuestro cerebro, pero es un placer muy frugal así que nos pide hacerlo con mucha frecuencia.

    Solución: silencia las notificaciones. Si no puedes silenciar tu teléfono porque lo necesitas para el trabajo, puedes desactivar las notificaciones de esas apps que son el gran buffet de dopamina de tu cerebro.
     
  • Hambre:
    Barriga llena, corazón contento (y productividad de alto rendimiento). Nuestro cerebro necesita energía para pensar, crear, resolver, así que una buena alimentación es esencial para desempeñar bien nuestro trabajo.

    Solución: ten siempre a mano fruta y picoteo saludable. Así tu cerebro tendrá energía y tú no perderás el tiempo fantaseando con la comida que te espera al llegar a casa.
  • Llamadas personales:
    Otra de las principales distracciones en el trabajo. Hay llamadas y llamadas. Quizá sea necesario contestar alguna de tu madre, pero las llamadas irrelevantes desvía nuestra atención y nos hacen perder tiempo.

    Solución: establece tu horario. Tus amigos y familiares tienen que tener claro cuál es tu horario de trabajo y respetarlo (¡sobre todo si trabajas desde casa!).

  • Parones para fumar:
    Otorgarse descansos ilimitados para fumar no es buena idea. Desconectar a menudo para fumar,  reduce las horas productivas y tus horas de vida.

    Solución: fijar un número de pausas para fumar. Aunque la verdadera solución es que dejes de fumar :)
     

La mejor forma de evitar distracciones es planificar qué haremos y cuándo lo haremos en nuestra agenda. Si además, también creamos un calendario detallado en equipo, las tareas fluirán con mayor rapidez. Un planning bien organizado permite al equipo hablar con más conocimiento sobre las prioridades y la asignación de tareas.

Como verás, no hemos incluido nuestro blog entre las distracciones, aunque sabemos que a veces os tentamos demasiado con nuestro contenido y os despistamos. Tenemos un truquito también para esto: suscríbete a nuestro blog y recibirás cada post recién publicado en tu bandeja de entrada, en la carpeta de los mails que pueden esperar pero que estás deseando leer ;)

¿Te gustaría tener más feedback en tu organización? Haz la Demo y cuéntaselo a tus colegas de Recursos Humanos

Suscríbete a nuestro blog
Aviso Legal
Suscríbete a nuestro blog
Aviso Legal