Al utilizar nuestro sitio web, consiente nuestro uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.AceptoMás Información
HRider
  
  

La Zona

20 de septiembre de 2016

Estos meses, en los que hemos podido disfrutar de los Juegos Olímpicos de Río 2016, hemos visto a los mejores atletas de cada categoría dando lo mejor de sí mismos, concentrados en obtener sus mejores resultados. Durante estas pruebas, los deportistas solo se focalizan en el siguiente paso que les acerca a la meta o a su mejor marca. En esos momentos, durante la realización de la prueba, se sienten imbatibles, capaces de transformar todas las presiones en mayor productividad.

A este estado de máximo rendimiento los psicólogos lo llaman Flow, los deportistas La Zona y para quienes somos más freaks es estar on fire.

 

¿Qué es la Zona?

El psicólogo Mihály Csikszentmihályi ha tratado este fenómeno en su libro Flow: The Psychology of Optimal Experience, definiéndolo como un estado mental de flujo en el que las personas están completamente absortas en una actividad, especialmente si la actividad involucra a sus capacidades creativas. Durante esta experiencia óptima se sienten con fuerza, alerta pero inconscientes de sí mismas y en la cima de sus capacidades.

Entre las características que se experimentan durante el estado de flow, destacan el olvido de las preocupaciones y la sensación de estar siendo desafiado pero no desbordado, con capacidad para terminar la tarea en cuestión. Una vez dentro de este estado de éxtasis es como si temporalmente no existieras, te involucras completamente en tu tarea, trabajas sabiendo perfectamente qué tienes que hacer y cómo debes hacerlo, eres consciente de que lo estás haciendo bien y pierdes la noción del tiempo.

La investigación de nuestro psicólogo de nombre impronunciable, Csikszentmihályi, sugiere que este estado de flow puede surgir en todo tipo de actividades. ¡Menos mal!

Hay que reconocer que en el trabajo diario es complicado llegar a la Zona. La procrastinación es más fuerte y nos arrastra a echarle un vistazo al último gif de gatitos o a los trending topic de Twitter.

Pero ¿quién no desearía tener un momento de esos en los que todo se detiene y comenzamos a realizar nuestras tareas con total fluidez con un rendimiento excepcional? Especialmente interesante teniendo en cuenta que los estudios demuestran que lograr ese nivel de abstracción y entrar en la Zona de manera regular es un componente clave de la felicidad.

Es decir, que si aprendemos a trabajar con flow, aumentará nuestra productividad, seremos más creativos y más felices, ¡bingo!

 

¿Cómo entrar en la Zona?

Si el nivel del desafío es demasiado bajo y apenas tenemos que emplear nuestras habilidades para superarlo, podemos sentirnos apáticos, aburridos o relajados. Si, por lo contrario, nos encontramos ante unas tareas demasiado complejas para nosotros, nos pasamos al bando de la preocupación o de la ansiedad.

Llegamos al estado de flow cuando encontramos el punto medio -una vez más “en el equilibrio está la virtud” -¡punto para Aristóteles!-, cuando el trabajo que tenemos que desempeñar es alto y a la vez las habilidades que tenemos para desafiarlo también son altas. Cuando nuestras tareas no son fáciles pero tampoco demasiado complejas como para perder la concentración, se nos presentan como retos a nuestro alcance que producen satisfacción emocional al ir completándolas satisfactoriamente.

 

Entonces, ¿qué tenemos que hacer para trabajar con flow?

  1. Encuentra un reto, esa tarea que nunca te has atrevido a asumir y que el jefe te pide con ojitos que hagas. Pero recuerda que si algo es demasiado fácil te aburrirás y comenzará la procrastinación, y si algo es demasiado duro te verás desbordado.
  2. Desarrolla tus  habilidades con el fin de ser capaz de hacer frente a los retos que te marques o que te marquen.
  3. Concéntrate, elimina todas las distracciones posibles y establece objetivos claros.
  4. Recibe feedback. Para poder permanecer en el estado de flow  necesitarás que te vayan informando de tus nuevos logros respecto a tus tareas.
  5. Y, como decía Picasso, "cuando llegue la inspiración, que me encuentre trabajando".

¡Ahora ya estás preparado para estar on fire!

--------------------------------------------------------
Ayuda a tu equipo a lograr su máximo nivel de desempeño entrenando sus capacidades y dándoles feedback con HRider.net

¿Te gustaría tener más feedback en tu organización? Haz la Demo y cuéntaselo a tus colegas de Recursos Humanos
Suscríbete a nuestro blog
Aviso Legal
Suscríbete a nuestro blog
Aviso Legal