Al utilizar nuestro sitio web, consiente nuestro uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.
HRider

Waterfall método

El método waterfall utiliza un enfoque lineal para el desarrollo de software. El proyecto se divide en una secuencia de tareas, y la agrupación de nivel más alto se denomina fases. 
 
Esta metodología es un proceso formal en el que en cada fase comprende una lista de tareas detalladas con documentación adjunta y criterios de salida. Así, el progreso fluye de manera constante hacia la conclusión (como una cascada, waterfall) a través de las fases: análisis, diseño, desarrollo, pruebas... 
 
El objetivo del método Waterfall es eliminar la mayoría de los riesgos del proyecto a través de la investigación detallada. Algunas de las ventajas de la metodología waterfall son:
  • Es fácil de administrar ya que cada fase tiene entregables específicos y un proceso de revisión.
     
  • Mejora la utilización de los recursos porque las tareas se pueden dividir para trabajar en paralelo o agruparse para aprovechar las habilidades de los recursos.
     
  • Las fases no se superponen.
     
  • Los requisitos se completan al principio del proyecto, lo que permite al equipo definir el alcance completo del proyecto, crear un cronograma completo y diseñar la aplicación general.
     
  • El estado del proyecto se mide más fácilmente en base a un cronograma.
 
« Volver al índice
Prueba gratis HRider