Al utilizar nuestro sitio web, consiente nuestro uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.AceptoMás Información
HRider
  
  

Cómo lograr un aumento este año

11 de enero de 2017

¡Este va a ser mi año! Voy a dar lo mejor de mí pero, además, lograré que mi esfuerzo no pase desapercibido y conseguiré por fin un aumento.
Si este podría ser uno de los pensamientos que rondan tu mente cuando piensas en tu trabajo debes saber que no basta sólo con desearlo. ¡Hay que prepararlo bien! Estos tips pueden ayudarte a que tu jefe y tu empresa juzgen con objetividad lo que aportas a la organización y puedas verte recompensado por ello.

A veces no se trata solo de un aumento salarial, también podemos hablar de promocionar a un puesto de mayor responsabilidad o a otra área en la que realmente nos gustaría trabajar. Tal vez tu ansiado reconocimiento pase porque te permitan mayor flexibilidad o conciliación con tu vida e intereses personales. Sea como sea, es muy recomendable que el planteamiento que expongas comunique cómo tu trabajo contribuye a los logros de tu jefe, a los beneficios globales e incluso a lo que aportas para mejorar la imagen de la empresa.

  • Alineación con los valores corporativos.
    Que una organización se identifique con unos valores corporativos no es sólo una cuestión de ser políticamente correcto, sino una cuestión de negocio. Las marcas se identifican con una serie de características que las hace más competitivas, que definen el modo de relacionarse con su entorno y que generarn expectativas de sus grupos de interés como los clientes, proveedores, inversores y, por supuesto, los empleados.
    La importancia del branding de empresa para lograr los objetivos de negocio es algo que nadie discute. Encontrar empleados que se reconozcan y se alineen con los valores no es nada fácil. ¿Por qué no poner en valor esas pequeñas actitudes, acciones y enfoques que llevas a cabo cada día y que contribuyen a potenciar los valores de dentro hacia fuera permitiendo que éstos tengan un verdadero sentido?
     
  • Analiza tu coste-beneficio.
    Pensar en términos financieros no suele gustarnos mucho pero hay que ser honestos, al fin y al cabo  la decisión de una empresa para contratar a cualquier empleado es realmente un análisis del coste y el beneficio. ¿El valor de ese empleado para la organización es igual, mayor o inferior que lo que le cuestan su salario, sus impuestos asociados, los beneficios de los que pueda disponer o, incluso, lo que cuesta mantener un lugar y unas herramientas de trabajo? Lo que se persigue es que, con el tiempo, el beneficio acabe siendo mayor que su gasto.
    Trata de cuantificar de algún modo cómo aportas valor a la empresa en términos de negocio.
     
  • Conocer el salario medio para tu perfil profesional.
    Los niveles salariales varían según la experiencia, la formación, el nivel de habilidad en el desarrollo de las competencias, incluso la geografía. Según el experto en negociación salarial Jim Hopkinson, autor de Salary Tutor, es importante entender, mediante criterios objetivos, lo que la gente en su ámbito de actividad está siendo pagada.
    Hay muchas webs en las que se puede consultar y comparar este tipo de información, los medios de comunicación publican ránkings y también hay estudios gubernamentales que pueden servirnos de orientación en cada momento socio-económico. Pero si tienes algún conocido que se dedique a selección de personal, a confección de nóminas salariales o, en general, a recursos humanos, no dudes en consultarle!
     
  • Intenta que en tu empresa se implanten sistemas que permitan reconocimiento de manera transparente.
    Sólo hay una cosa peor que trabajar en un entorno de oscuridad en la que no sabes qué aportas con tu trabajo ni te dan feedback de tus progresos: una empresa en la que todos y cada uno avanzan en un estado de ceguera permanente.
    Cuando se evalúan los avances de manera recurrente y se da feedback constructivo, las personas tienen, además de la oportunidad de crecer y aprender, la posibilidad de que esa evolución se vea recompensada a lo largo del tiempo.
     
  • Acierta con el momento oportuno.
    Además de contar con criterios objetivos y el análisis de tu evaluación con un plan de acción lleno de logros, debes acertar con el momento indicado para solicitar tu aumento.
    Sería interesante conocer cuáles son los momentos en los que en tu organización se elaboran los presupuestos, si la empresa está creciendo o no y analiza cuáles son las épocas del año en las que suelen aumentar los ingresos (y, por tanto, el optimismo!). Conocer esta información no sólo jugará en tu favor, sino que mostrará a tus jefes que tienes realmente interés por el negocio.
    Por último, no olvides que somos personas. Del mismo modo que tú interpretas tu situación, tu interlocutor puede tener asimismo otras preocupaciones. Entender eso y empatizar con tus responsables será un buen punto de partida. Si no planteas tu argumento como un problema (que se añadiría a la lista de problemas que seguramente tenga tu jefe en mente) sino como una solución u oportunidad para ti y para la organización, la manera de interpretarse también tendrá más opciones de ser positiva.

Si finalmente no consigues obtener un salario más alto recuerda que hay muchos otros beneficios cuyo valor puede ser más interesante que el exclusivamente económico: la flexibilidad mejorada, las opciones de teletrabajo u otros beneficios que sean importantes para ti en este momento. Otra opción es plantearlo como una revisión de objetivos periódica en la que tu supervisor o la organización se comprometan a una mejora cuando logres alcanzar un nivel de competencia determinado en algún área o bien lograr finalizar con éxito alguna tarea.

¡No dejes de buscar tu oportunidad para mejorar! (eso también es tener talento).

-------------------------------------------------------

Si quieres aprender, ser partícipe de tu crecimiento profesional, que tu empresa reconozca tus fortalezas y logros ¡recomiéndales que prueben HRider, la solución para implantar un proceso transparente de Evaluación y Feedback 360º en organizaciones de cualquier tamaño!

 


Rocío Valenzuela
Product Manager de HRider
¿Te gustaría tener más feedback en tu organización? Haz la Demo y cuéntaselo a tus colegas de Recursos Humanos
Suscríbete a nuestro blog
Aviso Legal
Suscríbete a nuestro blog
Aviso Legal